Archivo de la etiqueta: Segunda Guerra Mundial

La rendición en Túnez. DUELO EN EL DESIERTO Vol. II. Antonio Muñoz

El 9 de mayo por la mañana, von Vaerst radió su último mensaje a Von Arnim: «Nuestros blindados y artillería han sido destruidos; sin munición y combustible; lucharemos hasta el último hombre». Pero media hora más tarde, el general Fritz … Sigue leyendo

Publicado en Duelo en el desierto Vol. II | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

En las trincheras. SUPERVIVIENTES DE STALINGRADO. Reinhold Busch

Sólo los que poseían nervios de acero podrían sobrevivir. Algunos desertaron por pánico, hambre o mera desesperación. Quizá pensaban que podrían escapar de la bolsa de esta forma. Pero eran prendidos y ejecutados, o puestos a despejar campos de minas … Sigue leyendo

Publicado en Supervivientes de Stalingrado | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

El fin del portaaviones Soryu. MIDWAY. Fuchida & Okumiya

A los 20 minutos del primer impacto, el navío se encontraba invadido de tal modo por el fuego que el capitán Ryusaku Yanagimoto ordenó «¡Abandonen el barco!». Muchos hombres saltaron al agua huyendo de las abrasadoras llamas y fueron recogidos … Sigue leyendo

Publicado en Midway - la batalla que condenó a Japón | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

El general von Manstein. LA WEHRMACHT SE RETIRA

El Generalfeldmarsahll Erich von Manstein fue ciertamente un genio, un hecho que él siempre estuvo dispuesto a recalcar. Pasó gran parte de la guerra haciendo justamente eso y en las memorias que escribió con posterioridad, su genialidad, junto con los … Sigue leyendo

Publicado en La Wehrmacht se Retira | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Combustible para el Afrikakorps. BLINDADOS EN EL DESIERTO

Rommel había pasado la noche dando tumbos por una pista rocosa del desierto en un coche de estado mayor y desconocía que la falta de combustible había puesto al DAK de rodillas en la mañana del 6 de abril. La … Sigue leyendo

Publicado en Blindados en el Desierto | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario