Kasserine visto por Rommel y por los Aliados

La batalla del Paso de Kasserine no la perdieron ni los golpes ofensivos excentricsh (divergentes) ni la fricción en el mando. Lo que demostró este encuentro fue, más que ninguna otra cosa que el ejército estadounidense se estaba recomponiendo por fin, que estaba reuniendo un bagaje que incluía un sólido liderazgo sobre el terreno (mayores, tenientes coroneles y coroneles), vastos recursos materiales y una elevadísima potencia de fuego. Una combinación que con el transcurso de la guerra a los alemnanes les iba a resultar cada vez más y más difícil contrarrestar. Tal vez sea mejor dejar la última palabra a Rommel. En Kasserine, escribiría más adelante, «die Amerikaner hatten sich vorzüglich geschlagen» -«habían luchado britallantemente». Al menos, sobre esto, podemos reconocer que su autoridad es absoluta.

La Wehrmacht P-3La interpretación estadounidense de la Batalla de Kasserine, curiosamente, tiende a fijarse más en lo que casi fue un desastre que en la recuperación posterior. En medio de los combates Fredendall perdió su trabajo y en la mayoría de las historias aparece como un bufón. Aunque «echar la culpa al general» es una de las formas más simplistas de historia militar, a veces es difícil de evitar y en este caso las evidencias contra él son abrumadoras.

Estaba verdaderamente obsesionado por la seguridad con exclusión de cualquier otra misión y aunque ciertamente era un blanco del espionaje alemán, también es verdad que emitió órdenes tan extrañas como: «Envíe a su jefe a informar al caballero francés cuyo nombre empieza por J en un lugar que empieza por D, que está a cinco casillas de la rejilla da la izquierda del que empieza por M», que dejaron a sus propios oficiales rascándose la cabeza perplejos.

http://tienda.edicionesplatea.com/epages/edicionesplatea.sf/es_ES/?ObjectPath=/Shops/edicionesplatea/Products/11

Be Sociable, Share!
Esta entrada fue publicada en La Wehrmacht se Retira y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.