OTTO CARIUS en Malinawa – Tigres contra Stalins

Después de que Kerscher se reuniera conmigo, me llamó por la radio, indicándome hacia la derecha. Había un carro Stalin mostrando su flanco, junto a un granero. Era un vehículo que no habíamos visto aún en el Sector Norte del frente. Dudamos por un momento pues el carro estaba dotado con un cañón extra-largo de 12,2 cm y era el primer carro ruso dotado de freno de boca en el cañón. Además, la silueta del Stalin tenía una cierta semejanza con la de nuestro Königstiger. Solo el tren de rodaje era típicamente ruso, lo que me llamó la atención en seguida tras dudar inicialmente, al igual que Kerscher. Disparé y el carro estalló en llamas.

Después de este breve interludio, liquidamos todos los vehículos de Iván que había en la aldea, tal y como habíamos planeado anteriormente. Kerscher y yo nos reímos más tarde porque, por un momento, habíamos pensado que teníamos ante nosotros a un Königstiger que había sido capturado por los rusos. En el calor de la batalla, a veces pueden llegar a pasar tales cosas. Al mismo tiempo que comenzaba a disparar en el pueblo, le di al Leutnant Nienstedt la orden de avanzar lentamente más allá del terreno elevado. Debía asegurase de que ningún ruso escapase del pueblo, ya que de esta forma podrían advertir al grueso del enemigo, que ya venía de camino. Esta medida fue muy importante para el posterior desarrollo de la operación.

Toda la acción en el pueblo no duró más de un cuarto de hora. Tan solo dos carros rusos intentaron huir hacia el este. Ninguno de los otros tuvo oportunidad de ponerse en marcha. Después de que toda mi compañía hubiera alcanzado el pueblo y de que tres blindados fueran posicionados para cubrir su extremo este, desmontamos para discutir brevemente la nueva situación. Teníamos motivos para estar satisfechos. El ataque por sorpresa había funcionado a la perfección porque habíamos llegado justo en el momento preciso. Parece ser que los rusos habían informado a su unidad de que todo estaba en orden en la carretera. El grueso de la unidad podía avanzar sin problemas. Gracias a esta información, podíamos formular un nuevo plan… http://tienda.edicionesplatea.com/…/edicionesplatea…/es_ES/…

 

Be Sociable, Share!
Esta entrada fue publicada en Tigres en el Barro y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a OTTO CARIUS en Malinawa – Tigres contra Stalins

  1. Ruby dijo:

    Magnífico libro. Va ya camino de convertirse en un clásico. Seguid así. Ya mismo cae el de Raus. Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.