Pappenheim en la batalla de Lutzen (1632) – Batallas de la Guerra de los Treinta Años

Pappenheim asumió de inmediato el mando del ala izquierda Imperial, disponiendo de una fuerza teórica de más de 6.000 caballos contra los 2.800 jinetes y 1.000 infantes de Gustavo Adolfo —aunque teniendo en cuenta que la mitad de los Imperiales habían sido ya derrotados y que los que llegaban venían agotados por la marcha nocturna.

Pappenheim estaba resuelto a enfrentarse a Gustavo Adolfo en persona para vengarse de Breitenfeld y ganar la guerra de un plumazo. Evaluó la situación de un vistazo; el punto débil de Gustavo Adolfo era su flanco derecho abierto, muy expuesto al cuerpo de ejército recién llegado. La fuerza de Holk contraatacaría, mientras sus propios jinetes pesados, los Regimientos de Coraceros de Bredow, Sparr y Bonninghausen, apoyados por los arcabuceros a caballo de Lamboy, caían sobre el flanco y la retaguardia de Gustavo Adolfo.

Los croatas, con 1.600 jinetes, barrerían el terreno de las inmediaciones del Flossgraben en un movimiento envolvente más amplio. Habían dado casi las 13:00 horas antes de que Pappenheim estuviese listo para atacar. Los suecos habían improvisado una línea defensiva formada por mosqueteros y cañones regimentales. Cuando los Imperiales avanzaron fueron recibidos por un mortífero diluvio de fuego. Pappenheim fue uno de los primeros en caer, alcanzado por dos pelotas de mosquete y una bala de cañón.

Dando alaridos salvajes, los croatas cayeron sobre los tres escuadrones de Bulach en el extremo izquierdo. La gente de Bulach fue incapaz de hacer frente a su número y tácticas irregulares —repetidas y breves cargas en grupo, fuego de arcabuz y retiradas rápidas seguidas de nuevos asaltos. Los Protestantes estaban siendo acosados por todos los lados. Otros croatas simplemente los sortearon barriéndolo todo a su paso hasta el bagaje sueco. La munición de reserva, 100 carromatos estacionados entre Meuchen y el Flossgraben, fue capturada. El escuadrón más alejado, el Regimiento de Caballería Leib de Guillermo de Sajonia-Weimar fue presa del pánico y abandonó el campo de batalla. Por el momento Bulach estaba fuera de combate….

Quiero el libro

Be Sociable, Share!
Esta entrada ha sido publicada en Batallas Guerra de los 30 Años y etiquetada como , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.