De la Blitzkrieg a los ataques frontales. Los estertores del Heer frente a Moscú

Al norte de la capital, Reinhardt y Hoepner continuaban el avance con todas las fuerzas que podían reunir. Poco quedaba de las rápidas maniobras y operaciones de flanqueo que fueron características de los grupos panzer en el verano y principios del otoño; en su lugar, las tropas panzer se encontraron una posición preparada tras otra que tuvieron que asaltar, la mayoría de las veces frontalmente.

El 21 de noviembre, el XXXXVI Cuerpo Panzer de Vietinghoff (integrado por las 5.ª y 11.ª Divisiones Panzer) informó de estar abriéndose camino combatiendo a través de densos bosques y zonas pantanosas donde encontraron T-34 camuflados que desafiaban cualquier intento de destrucción.63 Dos días más tarde (23 de noviembre), el diario de operaciones del cuerpo panzer afirmaba: «La infantería tiene que abrirse paso luchando palmo a palmo con cuchillos y granadas de mano. Tres francotiradores y armas pesadas bien atrincheradas causan grandes dificultades a las tropas». En otra muestra del tipo de lucha que se libraba, la 5.ª División Panzer de Fehn tomó por fin la pequeña población de Martjuschino el 24 de noviembre, encontrando 500 soviéticos muertos y haciendo solo 120 prisioneros de guerra.

Este tipo de lucha se cobró su precio. La única división panzer del XXXX Cuerpo Panzer de Stumme (la 10.ª de Fischer) estaba tan debilitada para el 21 de noviembre que el diario de operaciones del cuerpo observó: «Tras incontables combates, las pérdidas de la 10.ª División Panzer –especialmente en los últimos tiempos- han debilitado la división hasta tal punto que una operación en solitario contra un fuerte oponente tiene pocas oportunidades de éxito». El 21 de noviembre, la 2.ª División Panzer de Veiel, integrada en el V Cuerpo de Ejército de Ruoff junto con las 35.ª y 106.ª Divisiones de Infantería, lo estaba teniendo más fácil e informaba de una débil resistencia enemiga, pero la niebla y la dificultad del terreno ralentizaron su avance.

La resistencia se endureció los días 23 y 24 de noviembre, cuando un poderoso contraataque soviético con docenas de carros de combate acabó en una gran batalla defensiva que finalizó con un claro éxito táctico de Veiel. Su división informó de haber destruido unos 34 carros enemigos, cinco de los cuales eran británicos con placa de producción «Septiembre de 1941».

Quiero el libro

Be Sociable, Share!
Esta entrada fue publicada en Moscu 1941 y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.