Los soviéticos establecen una cabeza de puente en una ciénaga. ¡Asalto! Acciones de combate de pequeñas unidades en el frente del este

Al principio, los alemanes solo observaron débiles patrullas. Sin embargo, éstas fueron creciendo gradualmente en efectivos y en número. Los alemanes esperaban que los soviéticos intentasen una operación de cruce en el área del puente, donde las condiciones del terreno favorecían una empresa de esas características.

Pero, viendo que la resistencia alemana sería mayor a ambos lados del área del puente, los soviéticos decidieron establecer una cabeza de puente en el punto más insospechado –en las ciénagas más inhóspitas, situadas al este del puente. En un primer momento, las fuerzas soviéticas se establecieron en dos pequeñas isletas que los alemanes habían dejado desocupadas por ser demasiado cenagosas. Pasaron varios días. Entonces, una mañana, los alemanes observaron a algunos soldados soviéticos en un tramo de la orilla norte, frente a las isletas. Se perdieron entre la maleza y los cañaverales, aunque el agua les llegaba al pecho. Los alemanes no dieron mucha importancia a este descubrimiento, ya que pensaron que no podrían quedarse allí y, por tanto, no percibieron que se pudiese producir una amenaza desde aquella dirección.

Esto resultó ser un grave error. La cabeza de puente soviética estaba siendo gradualmente reforzada y tres o cuatro noches más tarde la guarnición se apoderó de los puestos avanzados alemanes más cercanos. El consiguiente contraataque alemán fracasó porque era extremadamente difícil aproximarse a la ciénaga. Además, la unidad alemana que efectuaba el contraataque quedó sometida al certero fuego de flanco de francotiradores soviéticos apostados en árboles en las isletas del río. Como las fuerzas enemigas no podían ser desalojadas de la orilla norte con fuego de armas ligeras, los alemanes tendieron a aceptar que la situación era inevitable. Continuó persistiendo la sensación general de que ningún peligro de importancia acechaba a las posiciones alemanas desde aquella dirección.

Quiero el libro

Be Sociable, Share!
Esta entrada fue publicada en ¡Asalto! y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.