Patton sobre Montgomery en Las Ardenas

Mientras Bradley y yo discutíamos los planes para una operación combinada entre los Primer y Tercer Ejércitos, llamó Eisenhower e informó a Bradley que le iba a dar a Montgomery el mando operacional de los Primer y Noveno Ejércitos de Estados Unidos, ya que las comunicaciones telefónicas entre Bradley y estos ejércitos estaban atravesando dificultades. En realidad esto no era del todo cierto, y me pareció por entonces que estaban dejando de lado a Bradley, bien por falta de confianza en él o bien por ser la única manera que tuviera Eisenhower de evitar que Montgomery se «reagrupara».

Hablar de la falta de velocidad de Montgomery me recuerda algo que el sargento Meeks me dijo al principio cuando comenzábamos las operaciones y Montgomery estaba aguantando valerosamente en Caen mientras nosotros llevábamos la iniciativa. El sargento Meeks observó: «por Dios, general, si el general Montgomery no hace por moverse a esos soldados británicos les van a crecer algas y lapas en su pie izquierdo de tanto estar en el agua».

Sigue leyendo

Publicado en La guerra como la conoci | Etiquetado , , , | Deja un comentario

La batalla de la Montaña Blanca – se desmorona la línea protestante

Atrás, en la línea de defensa, Thurn había reunido a la caballería de vanguardia y la había enviado a juntarse con Bubna-Solms. Por desgracia, cuando vieron a la gente de Bucquoy precipitándose hacia ellos perdieron los nervios y huyeron de nuevo, barriendo a Bubna en su retirada y dispersando también a la mayor parte de la caballería real.


En el flanco norte, los alrededor de 400 cosacos que estaban con Tilly se habían abalanzado contra los 2.000 húsares de Korni y los estaban haciendo retroceder mediante una larga escaramuza.
Para las 13:15 horas el grupo de Bucquoy había dejado aislado al Regimiento de Caballería de Solms, capturado al propio Solms y alcanzado la línea de la cima. Los cinco reductos adelantados habían sido arrollados con facilidad, unos por Bucquoy y otros por Tilly. A medida que los restos de Thurn y de la caballería pasaban en avalancha, los valones de Verdugo y los italianos de Spinelli marcharon contra Hohenlohe. Aquellas unidades se derrumbaron sin disparar un tiro; el Regimiento de Infantería de Kaplir y la mayor parte del 2º escalón siguieron su ejemplo. Los húsares de la retaguardia comenzaron a alejarse. En el Palacio de la Estrella, alarmado Sajonia-Weimar por la llegada de Tilly, envió a pedir ayuda a Kornis. «Ya no deseo ser alemán», dijo dramáticamente, «¡sino húngaro!».
«¡Germani currunt!», informó Kornis, abandonando el campo de forma pragmática.

Comprar libro

REGALO COMPRA ONLINE: Llévate de regalo un maravilloso grabado de la época que representa la Batalla de Nordlingen en tamaño gigante, 42×59 cm.

Publicado en Batallas Guerra de los 30 Años | Etiquetado , , | Deja un comentario

Market-Garden – Los panzer llegan a Arnhem

La columna, una mezcla de ocho obsoletos Panzer III y algunos de los más modernos y potentes Panzer IV, siguió avanzando. La información, recuerda, es escasa; ellos «sabían que los paracaidistas habían aterrizado en Arnhem pero no sabía nada sobre la flota de planeadores que había fuera de la ciudad». Rodando adelante, empezaron a ver las consecuencias de los combates recientes: «había vehículos destruidos y partes de cuerpos en arbustos en las calles y en lso árboles».

No estaban acostumbrados a semejantes escenas, y la tensión aumentó cuando se acercaron al centro de la ciudad. Kracht admitió que: «nosotros, los jóvenes ‘combatientes’ de la 6.ª Compañía de carros de combate de Bielefeld, ¡estábamos horrorizados!». Esto no era lo que esperaban los inexpertos reclutas y Kracht no eran una excepción:

«Personalmente sentía lago de aprensión mientras nuestros carros entraban en Arnhem. Aún tenía que superar la conmoción ante la destrucción y los cadáveres que yacían en la cuneta. ¿Tal vez íbamos a ser la próxima víctima de los cañones anticarro británicos? Este sentimiento creció cuando la compañía perdió sus primeros carros».

Los carros empezaron a aproximarse al puente de carretera de Arnhem desde el este, usando las casas en la carretera de la ribera para cubrirse. «¡Había muchos Tommies escondidos en los sótanos!», comentó Kracht. «Fueron sacados de ellas por los granaderos panzer que nos acompañaban….

Comprar libro

Publicado en Nunca Nieva en Septiembre | Etiquetado , , | Deja un comentario

El sitio de Frankenthal 1621 – los Tercios en el Rin

Aquella noche se empezaron las trincheras, adelantándose notablemente. Al día siguiente, que fue diez de octubre, sacó el enemigo cosa de 30 soldados protegidos por un escuadrón de unos 200, poniéndolo pegado a sus fortificaciones en una parte donde no podía ser descubierto, por estar entre éstas y nuestra vanguardia de las trincheras el riachuelo antes mencionado que desagua en el Rin. Junto a este riachuelo hay de nuestro lado un dique, tras el cual se emboscó esta gente e hizo subir por encima cosa de 30 tiradores o poco más.

A su encuentro salieron con más valor que recato algunos soldados Españoles e Italianos con el capitán Cepeda y el sargento mayor Cacha de los Napolitanos, adelantándose tanto que no contentos con echar del dique a los enemigos los quisieron seguir, pasando el riachuelo por un puentecillo muy estrecho donde quedaron expuestos a toda la mosquetería de la gente que estaba abajo, con pérdida de siete u ocho de los nuestros, aunque a lo que se pudo juzgar, no la tuvieron menor los enemigos, ayudando también a ponerlos en retirada la compañía de caballos borgoñones del barón de Scey, que los acometió valerosamente.

Sigue leyendo

Publicado en Los Tercios de Flandes en Alemania | Etiquetado , , | Deja un comentario

El infierno de Baburkin y la 44.ª División de Infantería – Supervivientes de Stalingrado

Eberhard Pohl era comandante del 1.º Batallón de la 44.ª División de Infantería relata en relación con los combates de Baburkin:

«El 4 de diciembre lanzaron los rusos un gran ataque con una preparación artillera masiva y carros de combate con lanzallamas. Las tropas de asalto iban sentadas en los chasis de los carros hasta que caían víctimas de los disparos. Pese a todo, la fuerza enemiga aplastó al 2.º Batallón del capitán Schida y aniquiló a una de mis propias compañías, ambos en mi derecha. El capitán Schmidt, comandante de la compañía, resultó herido. Era la típica escena de una gran batalla. Los carros de combate enemigos se paseaban por doquier con sus mortíferas armas, incluida nuestra retaguardia; otros carros estaban calcinados después de haber sido alcanzados por el fuego de nuestros cañones contracarro. Todos los cables telefónicos habían sido cortados por las orugas de los blindados, los cañones contracarro aplastados y la telegrafía por radio neutralizada. Por aquí nuestros propios hombres corrían hacia retaguardia, por allá los rusos con ametralladoras y subfusiles corrían disparando sobre nosotros. Tanto nuestros proyectiles como los suyos estallaban a nuestro alrededor.

Todo el mundo disparaba en el puesto de mando de mi batallón. Con sangre fría matamos a todo comandante de carro que fuese asomado por la escotilla para guiarse mejor, y con un fuego preciso derribamos a cualquiera que se acercase demasiado. ¡En momentos de mayor peligro hasta la última bala cuenta!

Sigue leyendo

Publicado en Supervivientes de Stalingrado | Etiquetado , , , , | 1 comentario

El combate en las cubiertas del San Mateo

ISLAS TERCEIRAS – LA BATALLA DE SAN MIGUEL de Antonio Luis Gómez Beltrán
 
Una de las grandes batallas de don Alvaro de Bazán en el Atlántico y toda la campaña previa.
“…don Lope de Figueroa había dispuesto su orden de combate interior; allí en la proa estaba el capitán Rosado con su alférez abanderado y veinticinco arcabuceros y mosqueteros, apoyados por varios aventureros, fueron los primeros en entrar en contacto con la infantería enemiga que pretendía entrar por este punto. Desde la plaza de armas (el combés de la nave) el primer trozo de cuarenta arcabuceros de la compañía del maestre soltó una rociada sobre la cubierta de la nave francesa, barriendo todo aquello que no estuviese a cubierto, a su vez desde la cubierta de artillería el capitán Enríquez22 ordenaba a uno de sus alféreces lanzar una salva de babor; nada más ejecutado esto el condestable ordenaba zallar la artillería y cargarla, del mismo modo de la cubierta del puente, la artillería de menudeo a cargo de Lope Gil ejecutaba la misma acción; pero aquí no terminaba la cosa, sin solución de continuidad la almiranta francesa entraba por la otra banda a todo lo largo hasta tomar la proa del galeón, esto obligó a que se estrenasen los 40 arcabuceros de estribor de la plaza de armas, como los 50 arcabuceros y mosqueteros distribuidos en las dos cubiertas de la popa del galeón…”
 
Publicado en Islas Terceiras - Batalla de San Miguel | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Islas Terceiras – Batalla de San Miguel. Salen vuestras compras en preventa

Ya saliendo todos los ejemplares precomprados de La Batalla Naval de San Miguel, lo iréis recibiendo a lo largo de los próximos días.
Si no has llegado a la precompra, puedes ya adquirirlo en nuestra tienda online con gastos de envío gratis.

Comprar Libro

Publicado en Islas Terceiras - Batalla de San Miguel | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Islas Terceiras – Batalla de San Miguel. ¡Ya a la venta!

¡Ya disponible!
Islas Terceiras: La batalla naval de San Miguel
Operaciones navales españolas del siglo XVI, 1581-82
Antonio Luis Gómez Beltrán​

Un estudio inédito y en profundidad de una de las batallas navales más importantes del siglo XVI con Don Álvaro de Bazán al frente.
Todos los que lo habéis precomprado empezaréis a recibirlo a partir de la próxima semana.

Colección Salamina Series Naval
Tamaño: 15×23 cm.
Nº de páginas: 418
Incluye 46 páginas con mapas y croquis de batallas a todo color
Incluye un tríptico a todo color 40×23 cm desplegable
Encuadernación: Tapa blanda con solapas

https://tienda.edicionesplatea.com/batalla-de-san-miguel

Publicado en Islas Terceiras - Batalla de San Miguel | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Islas Terceiras – Batalla de San Miguel – Alvaro de Bazán. ¡Ya queda menos!

Ya tenemos las pruebas de impresión del libro y ya está en el horno, en breve lo tendremos disponible, aprovecha el periodo de preventa y asegúrate tu ejemplar con el descuento y los gastos de envío. Solo en nuestra tienda online.

ISLAS TERCEIRAS – BATALLA NAVAL DE SAN MIGUEL
Antonio Luis Gómez Beltrán



YA DISPONIBLE EN PREVENTA con un 5% de descuento hasta el 01 de octubre y gastos de envío gratis.

La Batalla Naval de San Miguel 26 de julio de 1582, con la participación del mejor táctico del momento, del invicto Don Álvaro de Bazán. Un estudio inédito y exhaustivo sacado de fuentes primarias inglesas, francesas, portuguesas y españolas. Ilustrado con 40 láminas gráficas y un tríptico a todo color del combate del San Mateo.

http://tienda.edicionesplatea.com/batalla-de-san-miguel

Publicado en Islas Terceiras - Batalla de San Miguel | Etiquetado , , , | Deja un comentario

KIEV 1941 – LA BATALLA DE HITLER POR LA SUPREMACÍA EN EL ESTE.

Por estos días hace 76 años estaba un su punto álgido el enfrentamiento entre Guderian y su superior, el mariscal von Bock respecto del reparto de fuerzas para iniciar la ofenisva de la pinza norte del cerco de Kiev. La punta de lanza del avance de Guderian hacia el sur iba a ser el XXIV Cuerpo Panzer de Schweppenburg, con el XXXXVII Cuerpo Panzer de Lemelsen en su flanco izquierdo y la infantería del Segundo Ejército de Weichs en el derecho.

Durante una breve visita a la Guarida del Lobo, Guderian afirmó haber obtenido la promesa de Hitler de que mientras llevara a cabo su operación en el sur, sus fuerzas no serían divididas. Con anterioridad, Guderian había exhibido una aversión extrema a que alguna de sus unidades fuera detraída de su mando, y en las ocasiones en que esto sucedió, bombardeó a Bock y al Grupo de Ejércitos Centro con peticiones diarias, y a veces a cada hora, para que le fueran devueltas.
La energía de Guderian era en cierto modo el sello distintivo de su éxito, pero también lo cegaba en lo relativo al panorama general. Era esta falta de conciencia y de preocupación lo que hacía que se comportara de una manera tan obstinada. Ahora surgía de nuevo el asunto de la división de su mando; solo que esta vez no se trataba de una simple división, sino de todo un cuerpo panzer el que se le detraía de su orden de batalla…

Publicado en Kiev 1941 | Etiquetado , , | Deja un comentario