Asalto a la colina 213.9 – La carga mortal del SS-Panzer-Regiment 3

A medida que los granaderos trataban de destruir las posiciones camufladas de ametralladoras rusas se dieron cuenta que eran extremadamente difíciles de detectar, incluso a corta distancia. Lo redondeado y monótono de la colina así como la habilidad con la que las tropas rusas ocultaban sus posiciones de tiro dificultó un apoyo artillero efectivo.

decision-en-ucrania-p-5-platea

Bajo la cobertura de la artillería, que disparaba de manera concentrada justo al otro lado de los campos de minas, se ordenó a la SS-Panzer-Pionier-Kompanie que reanudara sus tareas para desactivar más minas de la línea de avance. Ignorando sus pérdidas en muertos y heridos, comenzaron otra vez a localizar y quitar numerosas minas bajo el fuego de cobertura de la artillería y de las armas ligeras. Sin embrago, el número de zapadores activos disminuía rápidamente a medida que los trozos de metralla o las balas se hacían sentir. Los granaderos facilitaron alguna cobertura con fuego de armas ligeras barriendo el terreno adyacente a los zapadores con fuego nutrido de MG-42 y subfusiles.

Allá arriba, en la ladera de la colina, las dotaciones de los cañones contracarro rusos marcaban los sectores donde las unidades de zapadores estaban trabajando. Todos eran conscientes de que cuando los pasillos de minas fueran despejados, los carros de combate alemanes no tardarían en aparecer. Las dotaciones rusas de los cañones y sus jefes aguardaron a que los carros alemanes abandonaran sus escondrijos y comenzaran a avanzar otra vez.

COMPRAR

Be Sociable, Share!
Esta entrada fue publicada en Decisión en Ucrania y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *